Arquitectura, diseño, urbanismo y paisajismo
para un mundo sostenible propiciado por ciudadanos libres.

Los retos a los que se enfrenta o de los que disfruta hoy nuestra profesión son tan graves como estimulantes. La cuestión de la sostenibilidad medioambiental del planeta y de la evolución solidaria y pacífica de nuestra civilización, asumidos desde la extraordinaria facilidad contemporánea para estar conectado e informado, desplazan al ciudadano la responsabilidad de convertirse en actor principal de su Mundo, en piedra angular de los cambios que suceden y sucederán a escala global en función de sus decisiones y compromisos individuales cotidianos.

Nuestro papel como arquitectos es estar continuamente preparados para servir del mejor modo posible a ese ciudadano inteligente y comprometido, deseoso de habitar una realidad estimulante, optimista y rica.

Unas veces imaginando y proponiendo otros futuros posibles, otras resolviendo sencillas reparaciones imprescindibles, a menudo solamente acompañando en esa decisión difícil; nuestro trabajo debe ser siempre el de ofrecer a nuestros clientes, por un lado el dominio técnico de nuestra disciplina, y por otro ese entusiasmo creativo del que sabe que los modos en que las cosas suceden son también maravillosamente revisables, y que esa revisión es la gran aventura de cada uno de nosotros y de todos juntos.