Carpintería de madera artesanal, industrial y moderna (CNC). Interior de viviendas, oficinas y locales comerciales, mobiliario y equipamiento, mantenimiento.

El corazón de nuestro grupo de empresas lo constituye el negocio familiar fundado en 1950 por Antonio Abellán Gil. El trabajo de la madera, ya sea como ebanistería artesanal o como industria moderna significan un compromiso inmenso con la calidad, con el detalle, con el placer del trabajo bien hecho en cada una de sus fases. El gusto por el ensamblaje, la precisión y la creatividad para resolver el pequeño reto de cada diseño a medida, han alimentado el espíritu de las tres generaciones que han liderado hasta hoy este negocio.

Además de esto, la carpintería en madera, tal y como la llevamos practicando durante más de sesenta años, es un oficio que sucede en contacto directo con el usuario, con el cliente que se acerca a resolver un amueblamiento, una mejora o una reparación de algún entorno o utensilio de su vida cotidiana. Un dormitorio, una cocina, una estantería o las puertas de una casa son siempre distintas; como lo son también cada uno de sus propietarios. Esta enseñanza y costumbre de tomar medida cada vez, de atender personalmente a quien se acerca a solicitar nuestro trabajo, de poner a su disposición el oficio aprendido al mismo tiempo que el esfuerzo o talento necesario para cada caso, es la esencia del trabajo que tratamos de desarrollar tanto en ésta como en el resto de nuestras actividades, desde la arquitectura a la construcción.

Por otro lado, la industria de la madera es a día de hoy un importantísimo campo de batalla por la sostenibilidad medioambiental. Quizá ningún sector de la construcción puede presumir como éste de tener la capacidad de trasformarse de problema en solución. La correcta explotación del bosque produce multitud de efectos valiosísimos para los ecosistemas naturales y humanos, de modo que el consumo de madera de procedencia responsable, así como de sus reciclados, unida a una revisión del resto de técnicas tradicionales (colas, acabados, etc.) constituyen una apuesta importante por el futuro de nuestro planeta, tanto desde el punto de vista natural como de su solape con una actividad humana industrial y creativa responsables.

Actualmente nuestra empresa se haya inmersa en este proceso de reconversión ideológica y técnica, decidida a pertenecer a la generación de industrias que deben dominar el futuro, aquellas que operen desde un compromiso firme con una economía de triple balance económico, ecológico y social.